Guía Básica

¿Que es Vampiro la Mascarada?

Vástagos, hijos de Caín, ángeles caídos, demonios… Tantos nombres distintos para un solo significado. En Vampiro: La Mascarada asumes el papel de un vástago (como se llaman a sí mismos los vampiros), y esencialmente luchas por mantener tu vida (bueno, realmente tu no-vida, pues los vampiros, como todos sabemos, están muertos) en medio de las luchas por el poder que se establecen dentro de la sociedad vampírica. Éste juego enfoca a los vampiros desde el punto de vista de las novelas de la, hoy en día, archifamosa Anne Rice, con unas pequeñas diferencias. Los vástagos se encuentran organizados en sectas, éstas a su vez en clanes, y normalmente los clanes a su vez se encuentran también subdivididos en facciones. Al igual que en el folklore casi universal (los vampiros han existido prácticamente en los cuentos de todas las culturas), los vampiros tienen las debilidades que se les suele atribuir, con unas cuantas diferencias. La luz solar los destruye, quemándoles vivos. Las estacas de madera que atraviesan el corazón de un cainita (otro sinónimo de vampiro) no destruyen al mismo inmediatamente, sino que le dejan completamente paralizado. Los ajos son totalmente inocuos para un vástago, al igual que las corrientes de agua. Mención especial merecen los crucifijos, que si bien por sí mismos carecen de poder alguno sobre un vampiro, pueden servir para “canalizar” la fe que puede tener quien lo sostenga contra el vástago, siendo la fe un repulsivo (además de un arma) para los cainitas. Además, hay un concepto interesante, el de la generación del vampiro. Caín, del que se cree que fue el primer vampiro, es el único miembro de la primera generación. Su sangre es la más poderosa, y con ella creó a sus descendientes, la segunda generación. Así, cada generación fue abrazando (convirtiendo en vampiro) a cierto número de humanos, con lo que la sangre de Caín, sobre la que se sustenta el poder vampírico, se fue licuando con el paso de los años a mayor generación fuese el vampiro en cuestión. Todo hasta llegar a la 13ª, más allá los mortales que son abrazados simplemente mueren (aunque he leído que en White Wolf iban a cambiar esto, con lo que habrían al menos hasta 14ª y 15ª generaciones; hoy por hoy, según los libros disponibles en Castellano o Español, las cosas son como las cuento).

Pero me parece que mejor comencemos por el principio…

Si recuerdas, Caín mató a su hermano Abel y fue desterrado a la tierra de Nod por Dios. Según la leyenda Caín fue el primer vampiro, construyó una ciudad (llamada Enoch o la primera ciudad) y engendro 3 chiquillos, la 2ª Generación. Sus nombres eran Zillah, Enoch e Irad. Estos engendraron a su vez chiquillos, el número de estos no esta claro pero normalmente se acepta que fueron 13, es lo que hoy en día conocemos como los antediluvianos o la tercera generación. Sin embargo llego el diluvio y Caín desapareció al ver su ciudad destruida. Los de la 3ª generación acabaron con la 2ª (aunque no está claro si alguno pudo sobrevivir, hay quien dice que Irad logró escapar). La 3 generación fundó la Segunda Ciudad y engendró nueva progenie (la 4ª generación), a estos se les prohibió engendrar mas vampiros para así evitar que tuvieran poder suficiente para acabar con sus sires.(Sire es el vampiro que crea a otro). Sin embargo al cabo del tiempo la 4ª generación se reveló. Troile, un chiquillo de Brujah, lo diabolizó convirtiéndose él mismo en antediluviano y empezando así la batalla. Como resultado de esto la ciudad desapareció, los antediluvianos se dispersaron y los clanes se extendieron. Los antediluvianos y la 4ª generación habían aprendido la lección y se ocultaron, no así la 5ª generación que se enzarzó en terribles guerras (imperios Persa, Babilonio, Grecia, etc. fueron juguetes de esta generación), como resultado muy pocos vampiros de ésta sobrevivieron… La cosa ha continuado y en el siglo 20 se ver vampiros de generaciones 12ª y 13ª, a los que se llama neonatos, de generaciones superiores son ancillae, luego están los antiguos, los matusalenes(4ª y 5ª generación) y los temibles antediluvianos. Es muy raro ver a vampiros de generaciones mejores a la octava en este siglo. Los vampiros más antiguos entran en un estado llamado letargo en el que parecen dormidos y del que pueden tardar siglos en despertar, en la actualidad se supone que todos los antediluvianos y la mayoría de los matusalenes se hayan en letargo… Una profecía dice que la noche en que despierten de este letargo devoraran a toda su progenie para recuperar fuerzas, esta profecía es la que animó la revuelta anarquista y en la que se basa el Sabbat que dice que hay que encontrar a los antediluvianos y acabar con ellos para evitar así este Apocalipsis. A estas alturas te preguntaras que es eso de la Diablerie, pues bien, cuando un vampiro bebe toda la sangre de otro y sigue chupando, absorbe su alma, si la víctima era de mejor generación (o sea mas baja) el vampiro que diaboliza reduce su generación en 1 haciéndose más poderoso (cuanta más baja es la generación, mucho más poderoso es el vampiro…), la diablerie está castigada en la camarilla con la destrucción del vampiro que la comete, el Sabbat la promueve como modo de fortalecerse y destruir a los antediluvianos.

Las Sectas

Camarilla

En el siglo 20 el mundo no sabe de la existencia de los vampiros, pero esto no siempre fue así, en la antigüedad y en la edad media los vampiros eran los amos y señores de imperios y naciones tanto de noche como de día a través de sus siervos y esclavos.. Sin embargo todo esto cambio a finales de la edad media cuando grupos de vampiros jóvenes se revelaron contra sus ancianos y comenzaron una gran guerra que se conoció como la Revuelta Anarquista.
Como resultado de la Revuelta anarquista, se produjeron numerosos excesos que llamaron la atención de la Iglesia y provocaron la creación de la Inquisición, esto supuso una era de terror para los vampiros que poco a poco eran exterminados, los mayores dejaban expuestos a sus chiquillos para cubrirse las espaldas mientras huían lo que daba lugar a mas jóvenes disgustados que se unían al bando anarquista… Al final de 2 o 3 siglos de guerra, se llegó a un acuerdo con los anarquistas y se fundó la Camarilla, una organización a nivel mundial de vampiros que se encargaría de hacer desaparecer de la mente e historia de los humanos a la sociedad vampirica para que cosas como la Inquisición no volviesen a ocurrir… a esta política se la denominó La Mascarada y es la razón por la cual en la actualidad nadie cree en los vampiros.

Ocultarse de los humanos resultó ser la mejor forma de evitar la destrucción y así fue como los vampiros hicieron un gran esfuerzo por borrar todo vestigio de su existencia del mundo. Los relatos sobre vampiros iban llegando a las nuevas generaciones como meros cuentos, para su satisfacción.
Así, alrededor del siglo XIV, siete de los trece clanes vampíricos formaron la Camarilla cuya finalidad era mantener en pie la Mascarada. Como en los famosos bailes de máscaras de la antigua Venecia, los vampiros ahora olvidados podían acechar a sus víctimas humanas ocultos por una máscara de humanidad.

Según la Camarilla, todos los vampiros pertenecen a ella, sean o no de los siete clanes fundadores. Para mantener la Mascarada, la Camarilla ofrece una visión particular de las Tradiciones y todos han de respetarlas. De no hacerlo, la humanidad se daría cuenta de su existencia y la caza (y la aniquilación) volvería a comenzar.

Los siete clanes fundadores: Brujah, Gangrel, Malkavian, Nosferatu, Toreador, Tremere y Ventrue,

Independientes

Desde el fin de la Edad Media, la peligrosa pavana del Sabbat y la Camarilla ha modelado el aspecto de la sociedad vampírica. El sangriento conflicto ha roto millones de vidas humanas y condicionado las historias secretas de ciudades de todo el mundo.

Por supuesto, hay algunos clanes que observan cómo ambas sectas se saltan al cuello en nombre de la Yihad… y prefieren no quedarse con ninguna, muchas gracias. Aunque tienen el pedigrí de verdaderos clanes (como como las líneas de sangre bastardas que aparecen de vez en cuando), los cuatro clanes independientes comparten una gran renuencia a “tomar partido” en la Yihad. Claro está, algunos miembros más jóvenes se unen a la Camarilla o el Sabbat, pero los antiguos de los clanes independientes tienen sus propios proyectos inescrutables, proyectos que podrían retrasarse por una tontería como la alianza con una secta.
Sería tonto asumir que el miembro medio de un clan no alineado es absolutamente leal a los ideales de su clan. Como todos los demás Vástagos, los independientes son ante todo vampiros, y después miembros de su clan. En su mayoría se ocupan primero de sus propios asuntos, coincidan o no con los de su clan. Esto sólo sirve para complicar las cosas a los observadores externos: un vampiro independiente suele ser una incógnita, sin política de secta ni ley del clan que ayude a predecir su comportamiento.
Y además…
Y Además hay rumores de que los ancianos de los clanes antiguos están despiertos en un número mayor que los de cualquier otro linaje. Un clan se ha liberado de un antiguo hechizo que lo mantenía a raya, presumiblemente gracias a la intervención de sus antepasados. Otro, el más joven de todos, parece haber disfrutado de la guía de su fundador desde el Renacimiento. Se dice que los terribles y despiadados Matusalenes de un tercero están convocando a sus chiquillos y el cuarto…
Pero a pesar de todo esto, los chiquillos de los clanes independientes siguen con sus actividades con toda normalidad, ofreciendo tanta lealtad a sus clanes como antes. si son peones de sus sires Antediluvianos, parecen ignorarlo… o todavía peor, lo saben y están de acuerdo.

Los clanes pertenecientes a esta “secta” son: Assamitas, Giovanni, Ravnos y Seguidores de Set.

Sabbat

La monstruosa secta conocida como el Sabbat es la archienemiga de la Camarilla. Considerado como un grupo de irreflexivos salvajes y demonios sanguinarios por la Camarilla y los clanes independientes, el Sabbat tiene muy mala reputación en la sociedad de los Condenados, y con buenos motivos. Pero no por las razones que alegan otros Vástagos. Mientras los vampiros de la Camarilla abogan por ocultarse entre los mortales y mantener los ruinosos vestigios de su Humanidad, el Sabbat favorece una filosofía distinta. No satisfechos con ocultarse como perros apaleados de los humanos, ni con actuar como peones en los planes de sus mayores, los vampiros del Sabbat prefieren recrearse en su naturaleza no muerta.

Tal y como razona el Sabbat, los vampiros están por encima de los mortales, que son simple comida o diversión. ¿No es la vitae de los Vástagos más poderosa que la sangre mortal? ¿No tienen los vampiros poderes que los sitúan por encima de las masas bovinas? ¿Quién necesita la mezquina moral humana cuando es un monstruo inmortal bebedor de sangre? Pero el Sabbat es mucho más que una mera carta blanca para portarse tan abominablemente como se desee. Los vampiros del Sabbat son ante todo ajenos a la humanidad, y su comportamiento lo refleja.
Los miembros del Sabbat no buscan un lugar entre los humanos o los que pretenden serlo. Desprecian a la humanidad salvo como fuente de alimento, y son incapaces de relacionarse con vampiros que no puedan aceptar sus naturalezas. Se rebelan incluso contra sus propias no-vidas solitarias, viajando en salvajes manadas nómadas en lugar de llevar existencias aisladas y secretas. Por esta razón, las tensiones son frecuentes en la secta, y su entorno suele sufrir por ello. Las ciudades controladas por el Sabbat son algunos de los lugares más violentos que existen, un dudoso honor sólo disputado por las ciudades donde Sabbat y Camarilla compiten por la supremacía. Ciudad de México, Detroit, Miami y Montreal están bajo el control del Sabbat. Algunas ciudades en disputa son Nueva York, Washington DC, Buffalo y Atlanta. Una ciudad controlada o conquistada por el Sabbat es un lugar inestable y explosivo; los asesinatos se suceden cada noche, y hay robos y violaciones por todas partes. En el Mundo de Tinieblas, estas ciudades han ido creciendo de forma cada vez más alejada de lo humano abandonadas a las depredaciones de los monstruos que acechan en sus callejones.
El Sabbat amenaza a todas las ciudades que toca, arrastrándose como un cáncer en comunidades que permanecen en la ignorancia hasta que las manadas de guerra empiezan a arrasarlas. Aunque podría decirse que no es más “malo” que los degenerados antiguos de la Camarilla, el Sabbat es casi universalmente más conspicuo, aterrorizando al ganado con sus insidiosos juegos y su tendencia a la destrucción.
Ahora más que nunca, el Sabbat tiene a la Camarilla contra las cuerdas. Muchos neotnatos de la Camarilla, frustrados por el inalcanable poder y la estancada ineficacia de sus antiguos, se han unido a la secta rival. Nuimerosas ciudades que fueron antes baluartes de la Camarilla se encuentran ahora en un atolladero. Los príncipes de la Camarilla temen la marea Sabbat, y hacen bien: sus no-vidas y las de los Vástagos de sus ciudades están en el punto de mira. En consecuencia, los miembros del Sabbat infiltrados en una ciudad de la Camarilla no pueden esperar piedad si son atrapados, pues los príncipes y primogénitos aplastan sin miramientos a los agentes de la secta infernal. Muchos neonatos, todavía deseosos de complacer a sus sires y hacerse un lugar en la Camarilla, ayudan a sus mayores a perseguir al Sabbat. Parece que prefieren lo malo conocido a la secta de la que han oído tantas historias de horror.

Los clanes del sabbat son: Lasombra y Tzimice, además tambien están todos los antitribu de los demás clanes: Assamitas, Brujah, Gangrel, Malkavian, Nosferatu, Ravnos, Serpientes de la Luz, Toreador, Tremere y Ventrue.

Los Clanes

Assamita

Los vampiros son homicidas nocturnos y los mayores son los asesinos Assamitas. Llamados normalmente como arcontes por los Justicars y sicarios por los Príncipes, son el clan más temido por los Vástagos. Reservados y taciturnos, viajarán a cualquier parte en busca de sus objetivos, aceptando en pago la sangre de sus patrones. Los Assamitas pasan gran parte de su tiempo en las mismas búsquedas solitarias que los demás Vástagos, pero su renombre se debe a su habilidad como asesinos a sueldo. A cambio de usar sus talentos contra los enemigos de príncipes o de anarquistas, los Assamitas exigen parte de la vitae de sus patrones. No aceptan cualquier solicitud, pero una vez han aceptado un contrato, su honor les obliga a ejecutarlo al pie de la letra. El clan se fundó hace más de un milenio en las montañas de Turquía y siempre ha protegido su no-vida ferozmente. Los Assamitas son fundamentalistas de una fe que es una mezcolanza de muchas religiones de Oriente Próximo y mitología vampírica. Creen que la única forma de que los vampiros alcancen el paraíso es acercarse a Caín, para lo que el único medio es reducir la propia generación. Durante la antigüedad del clan, cometieron diablerie, buscando acercarse a Él. Se convirtieron en los asesinos más temidos de la Estirpe. Según leyendas del clan, su fundador dio muerte con sus propias manos a dos poderosos Cainitas de segunda generación. Desgraciadamente para los Assamitas, ya no pueden hacer diablerie. En la Baja Edad Media (en la época del levantamiento del Sabbat), los Assamitas cazaban con facilidad. Mataron a tantos antiguos que la Camarilla declaró una Caza de Sangre contra todo el clan. Tras siete años, Alamut, la antigua fortaleza-santuario del clan, estuvo a punto de ser descubierta. Por primera vez en su historia, el clan pidió paz y negoció un complejo tratado. Los Assamitas renunciaron a dar caza a otros Vástagos por su sangre y, a cambio, se suspendió la Caza de Sangre contra ellos. El clan tuvo que permitir que el Consejo de los Siete de los Tremere ejecutara sobre todos los Assamitas un gran ritual, que impedía que bebieran la sangre de otros Vástagos. Sin embargo, los Assamitas adaptaron algunos de los ritos de su clan para convertirlos en una versión de la diablerie. La sangre que toman en pago de sus patrones se recolecta y luego se usa en un ritual de creación. En las reuniones quinquenales del clan en Alamut, sus miembros pueden destilar pociones usando la sangre reunida de esta manera. Estas pociones pueden reducir a efectos prácticos la generación de un miembro del clan. Para bajar de generación, un Assamita debe reunir 200 Puntos de Sangre de vampiros no Assamitas de generación igual o menos; se suelen tardar décadas en reunir tanta sangre. Cada Assamita le da a su sire la décima parte de la sangre que recaude. Aunque ningún Vínculo de Sangre o Dominación obliga a los Assamitas a seguir las tradiciones de su clan, su lealtad es fanática.

DISCIPLINAS --> CELERIDAD    OFUSCACIÓN    EXTINCIÓN

Brujah

El clan Brujah se compone casi completamente de rebeldes de un tipo u otro, que buscan continuamente la expresión definitiva de su individualidad. Los Brujah son punks, cabezas rapadas, motoristas, rockeros hardcore, marginales, socialistas y anarquistas. Tienden a ser testarudos, muy agresivos, despiadados, sensibles a los desaires y extremadamente vengativos. Son los más incontrolables de todos los Vástagos. Estos descontentos tienden a ser fanáticos en sus diversas creencias; lo único que les une es su deseo de derrocar el sistema social, ya sea vampírico o mortal, y sustituirlo por uno de su propia creación (o no sustituirlo por nada). Muchos son cruzados del peor tipo posible, obstinados y entregados a su causa hasta que se ciegan a cualquier otra sombra de la verdad. Aunque los Brujah son increíblemente belicosos, se auxilian mutuamente en época de necesidad, independientemente de las disputas y antagonismos pasados. Si se hace la llamada de los Brujah, los demás responderán, pero el colectivo reunido se enfurecerá si cree que la llamada no estaba justificada. El clan está poco organizado y celebra reuniones informales de forma sólo ocasional. De hecho, los Brujah confían en que su comportamiento caótico dé los resultados que desean. Otros Vástagos les permiten sus excentricidades; hasta tal punto que ciertas actividades que, de ser emprendidas por otros Vástagos, provocarían su exterminio, a ellos sólo les hace merecedores del comentario: “oh, un Brujah”. Los demás Vástagos han aprendido a darles a los Brujah un margen de maniobra que no se ofrecería a ningún otro vampiro.

DISCIPLINAS --> CELERIDAD    POTENCIA    PRESENCIA

Gangrel

Los Gangrel son nómadas y rara vez se quedan mucho tiempo en un mismo lugar. En esto se diferencian mucho de la mayoría de los Vástagos, los cuales tienden a encontrar un refugio y aferrarse a él. No hay jefes establecidos del clan; en general, los Gangrel no se interesan por esas cosas. Reservados, silenciosos y solemnes, indudablemente se guardan sus cartas para sí. Éste es un clan de supervivientes: vampiros capaces de sobrevivir por sí solos. No desprecian a la civilización ni a la sociedad de los Vástagos, simplemente no la necesitan. Son conocidos por su despreocupación al atravesar las tierras de los Lupinos, ya que se dice que tienen amigos entre los cambiaformas. Los mismos Gangrel son cambiaformas muy eficientes, lo cual puede explicar su capacidad para cruzar las zonas agrestes sin ser molestados. No hay información de que puedan transformarse más que en lobos y murciélagos, pero hay viejos relatos de antiguos Gangrel que podían adquirir una forma de neblina. Quizás, debido a la Disciplina de Protean, sus rasgos suelen asemejarse a los de los animales; de hecho, algunos de los Gangrel más viejos ya apenas se parecen a seres humanos. Los Gangrel están estrechamente relacionados con los gitanos; de hecho, si se creen las historias, los gitanos son los descendientes mortales del Antediluviano que fundó el linaje Gangrel. Están bajo su protección y cualquier Vástago que dañe o Abrace a uno de ellos tendrá que responder ante él. Sea cierto o no, los Vástagos se resisten a hacer daño a los gitanos. Una antigua tradición dicta que los miembros del clan Gangrel ayuden a los gitanos siempre que sea necesario. También se sabe que los gitanos han ayudado a los Gangrel. Ciertos Gangrel han adoptado muchas características de la cultura gitana, incluyendo gestos, elementos lingüísticos e incluso vestuario.

DISCIPLINAS --> ANIMALISMO    FORTALEZA    PROTEAN

Giovanni

Ningún clan está más decidido que los Giovanni a mantener una apariencia de respetabilidad y ninguno es más repulsivo en el fondo. Los vampiros Giovanni son ricos comerciantes, especuladores e inversores que se pasan la mayoría de las noches manipulando sus ingentes recursos desde oficinas en rascacielos. Pasan el resto de sus noches en criptas y mausoleos efectuando sus siniestros y morbosos ritos. La leyenda cuenta que el fundador del clan esperaba potenciar su poder al Abrazar a un círculo de nigromantes venecianos. Este círculo era en realidad la familia Giovanni, muy unida y con fuertes intereses comerciales en la región mediterránea. Los Giovanni pagaron este regalo matando a su sire y a sus demás descendientes. Los vampiros de todo el mundo quedaron horrorizados y muchos se unieron para dar caza a estos Vástagos Diabólicos. Después de casi un siglo de guerras intermitentes, el clan hizo la paz con sus enemigos prometiéndoles mantenerse en segundo plano y no meterse en la política de la Estirpe. Al parecer, el clan Giovanni ha cumplido su palabra hasta hoy. Aun así, las sospechas hacia este clan han continuado. Al mantenerse neutrales en las batallas de los Cainitas, los Giovanni han tenido el tiempo libre para construir su imperio mercantil. Ahora la riqueza del clan es innegable, pero nadie conoce exactamente en qué emplea esta riqueza. Pocos extraños han participado jamás en los rituales nigrománticos del clan, así que la finalidad de éstos es igualmente un misterio. Las sospechas e insinuaciones han ocupado el lugar de los hechos. Todo miembro de este clan es miembro también de la familia Giovanni. De acuerdo con una vieja tradición, los Giovanni sólo Abrazan a los de su propia familia, de la que también forma parte la mayoría de sus Criados y ghouls. La familia escoge a tres miembros de cada generación para Abrazarlos cuando estén listos y los educan atentamente con vistas a ello. Otros miembros de la familia pueden ser Abrazados posteriormente, en recompensa por un servicio extraordinario. Como todos los Giovanni están emparentados por sangre (en ambos sentidos), son extremadamente leales unos a otros y la traición de uno de ellos sería impensable. Indudablemente, el Giovanni es el clan con los Criados más fiables. El clan Giovanni está controlado férreamente y mantiene un contacto constante entre sus miembros. Sigue siendo gobernado con mano de hierro por su patriarca Augustus Giovanni, líder del círculo cuando éste fue Abrazado. Augustus considera que su control sobre la línea es similar al de un príncipe sobre una ciudad y exige que sus inferiores cumplan la Regla de laCreación: deben obtener su permiso antes de dar a alguien el Abrazo Giovanni. Sin embargo, algunos miembros jóvenes del clan gozan de una significativa libertad de acción y decisión para intentar hacerse con el control de las corporaciones. Como la influencia del clan en América aún es limitada, muchos de sus miembros han sido enviados al Nuevo Mundo en los últimos años. Si se les pregunta, la mayoría de los Giovanni dirán que hacen lo que hacen con el fin de comprender y apreciar en su totalidad la forma que tendrán eternamente y creen que esta forma sólo tiene un fin: conseguir poder. Otros Giovanni aluden a la sensación cuasi divina que les da tener poder sobre la muerte.

DISCIPLINAS --> DOMINACIÓN    NIGROMANCIA    POTENCIA

LaSombra

El clan Lasombra es el clan del liderazgo dentro del Sabbat. Los miembros de este clan tienden a ser los vampiros más leales y agresivos de la secta. Su éxito en la destrucción de los miembros del clan que no pertenecen al Sabbat les confiere un nivel de prestigio adicional. Algunos dicen que los Matusalenes Lasombra del Inconnu han sobrevivido y desean derribar a sus chiquillos traidores. También hay algunos antitribu Lasombra, que son miembros del clan, pero que están fuera del Sabbat. Algunos de ellos son miembros de la Camarilla, pero la mayoría sirven a sus propios intereses. Los Lasombra son líderes natos. Se alzaron para encabezar el Sabbat poco después de que los líderes Brujah traicionasen a los anarquistas. Los Lasombra sabían que serían duramente castigados por matar a sus líderes, así que debían mantener la fuerza de los anarquistas que quedasen. Los Lasombra asumieron el papel principal en la organización dentro del Sabbat de los anarquistas que quedaban. Desde entonces, siempre han disfrutado de mucho prestigio dentro de la secta. Salvo uno, todos los Regentes han sido de este clan. La mayoría de Lasombra son miembros de manadas establecidas, ya que de esta forma les es más fácil aumentar su poder. Los Lasombra son leales al Sabbat, pero también creen que es su derecho y su responsabilidad ser los líderes más fuertes de la secta. Los Lasombra suelen pelearse por quién de ellos debe mandar, pero prefieren a los otros Lasombra antes que a los miembros de otros clanes. Hay menos intrigas en el Sabbat que en la Camarilla, pero las que hay se dan entre los miembros del clan Lasombra. Los Lasombra están tan interesados en la libertad como los demás clanes del Sabbat, pero contemplan de forma algo distinta los medios de retener dicha libertad. Hacen hincapié en el control de las instituciones mortales -políticas, religiosas y financieras- como medio de defender al Sabbat de las amenazas. Los Lasombra mantienen el mayor número de Criados de cualquier clan del Sabbat. Mantienen agentes en muchos cargos de poder y han colocado a espías por todo el mundo. Estos agentes son leales al Sabbat, pero responden directamente ante los Lasombra. Después de todo, los Lasombra consideran que lo que es bueno para su clan es bueno para la secta. Los Lasombra son maestros de las intrigas, más aún que los Ventrue y los Tremere. Sin embargo, en lugar de erigir la elegante fachada que tienen estos dos clanes, los Lasombra son abiertamente competitivos y belicosos. Los Lasombra mantienen sobre sus hermanos del Sabbat un control sutil, mediante una combinación de fuerza, espionaje y manipulación, a menudo guiando a los demás clanes sin que éstos se den cuenta. La palabra maquiavélico describe idóneamente a los miembros del clan. El sigilo y la astucia son una segunda para ellos, hasta el punto de que han desarrollado una sintonía y un control de las fuerzas de la noche y las sombras. Antes de la Revuelta Anarquista, la mayoría de los Lasombra tenían su hogar en el mediterráneo. El clan estableció un extenso control sobre la religión y la política mortal de la región. Montaron una red de espías que abarcaba toda Europa occidental, Rusia y las colonias europeas en el Nuevo Mundo. Después de destruir a sus antiguos, los anarquistas Lasombra se vieron obligados a huir al norte, a los países escandinavos. Fue aquí donde el Sabbat se convirtió en una verdadera secta. Como la Camarilla trató de poner fin a esta secta naciente, los Lasombra incitaron la emigración masiva de Sabbat al Nuevo Mundo.

DISCIPLINAS --> DOMINACIÓN    OBTENEBRACIÓN    POTENCIA

Malkavian

Los Malkavians están locos, todos y cada uno de ellos. De la locura, viene la sabiduría y de la sabiduría viene el poder. Los Malkavians son verdaderas criaturas del caos. Sin embargo, los Malkavians también son conocidos como payasos y bromistas. Como con todas las cosas relacionadas con ellos, no todo tiene sentido. Este clan tiene mala fama por sus miembros destructivos y nihilistas. Los Malkavians tienen una reputación de conducta sádica y de tener poco control sobre la humanidad que aún conservan. En realidad, tales Malkavians son una minoría. Los miembros de este clan sorprenden a los Vástagos regularmente; a menudo no parecen locos. Algunos Vástagos creen que los Malkavians tienen una reputación inmerecida, y que han sido infamados por algunos miembros realmente psicóticos. No obstante, recuerda que a veces la gente de apariencia más normal tiene la menor noción de la realidad. Los Malkavians tienen una tradición clásica de gastar jugarretas a Vástagos y ganado. La naturaleza de estas “bromas” puede variar tremendamente, desde las inofensivas y divertidas hasta las potencialmente mortales. Los Malkavians creen solemnemente que la Yihad es una broma creada por el fundador de su linaje. Los Malkavians son muy quisquillosos con a quién Abrazan. Habitualmente, sólo se escoge a los que están al borde de la locura. Los miembros de este clan buscan denodadamente a los que han visto tanta verdad que han descendido a los abismos del caos y por ello tienen una perspectiva única de la realidad. De hecho, si la futura progenie está cuerda, el sire hará que el Abrazo y la Transformación sean lo más difíciles posibles, tratando de volver loco al mortal en el proceso.

DISCIPLINAS --> AUSPEX    DEMENTACIÓN    OFUSCACIÓN

Nosferatu

Los Nosferatu son los de apariencia menos humana de todos los clanes. Se parecen, algo a animales salvajes. Su olor y aspecto son repulsivos; uno podría llegar a decir monstruosos. Orejas largas y tuberosas, cráneos de piel áspera cubiertos de mechones con pelo y rostros alargados salpicados de verrugas y bultos asquerosos se cuentan entre sus rasgos menos nauseabundos. Después de que los Nosferatu han sido Abrazados, sufren un periodo de transformación excepcionalmente doloroso. Durante un periodo de semanas, lentamente evolucionan desde su semblante mortal hasta su rostro de Nosferatu. Al principio, los chiquillos pueden regocijarse en sus poderes recién hallados, pero pronto comenzará el dolor y los cambios. El trauma psicológico de convertirse en una monstruosidad tan odiosa es a menudo más doloroso que los síntomas físicos. Los Nosferatu suelen Abrazar a los mortales que están deformados de una forma u otra: emocional, física, espiritual o intelectualmente. Consideran que el Abrazo es demasiado horrible para administrarlo a cualquier ser humano útil. Con el cambio en vampiro, los Nosferatu esperan redimir de algún modo a los mortales, darles una segunda oportunidad. Es sorprendente con cuánta frecuencia funciona. Bajo el exterior horrible, los Nosferatu son prácticos y sorprendentemente cuerdos. Se dice que se regocijan en estar sucios y asquerosos y hacen poco por tener mejor aspecto (tampoco es que puedan hacer mucho). De hecho, son animosos entre su miseria, sobre todo cuando otros se ven obligados a entrar en su reino. Tienen fama de gruñones y lascivos y no se puede contar con que se adecuen a las normas de la sociedad civilizada. Si bien su disciplina de Ofuscación permite a los Nosferatu desplazarse a través de la sociedad mortal, son incapaces de relacionarse con ella. Por tanto, deben vivir separados. Los hábitos que provienen de esta existencia se extienden a sus relaciones con otros vampiros. Evitan todo el contacto, prefiriendo su propia existencia solitaria al caos de tratar con otros. Aunque los Nosferatu no puedan confraternizar con otros vampiros, mantienen un conocimiento sorprendente sobre los asuntos de la ciudad. Prefieren tácticas tales como escuchar las conversaciones de otros vampiros desde un escondite, y se sabe que algún Nosferatu ha llegado a entrar a hurtadillas en el refugio del Príncipe para descubrir los secretos más profundos de este antiguo. Cualquiera que desee alguna información sobre la ciudad o sus habitantes inmortales sólo necesita hablar con un Nosferatu. Los Nosferatu sí que se mantienen en contacto unos con otros y han desarrollado una subcultura única entre la Estirpe. Se acogen entre sí con la cortesía y amabilidad más elaboradas. Comparten la información que hayan recogido y, en consecuencia, son probablemente los mejor informados de la Estirpe.

DISCIPLINAS --> ANIMALISMO    OFUSCACIÓN    POTENCIA

Ravnos

El clan Ravnos tiene similaridades con el clan Gangrel, pero no hay otro clan del que se diferencie más. Los Gangrel son solitarios; los Ravnos, gregarios. Los Gangrel son combativos; los Ravnos evitan los enfrentamientos físicos. Los Gangrel son honestos y francos; los Ravnos, maestros de la mentira y del engaño. La similaridad más evidente entre los Ravnos y los Gangrel es su forma de vida nómada. Pocos Ravnos pensarían quedarse en una ciudad durante mucho tiempo. Los que se han adaptado a la vida urbana cambian de refugio con regularidad, sin quedarse más de un mes en uno. La otra semejanza entre ambos clanes en su trato con los gitanos. Pero, los Gangrel gozan de gran aceptación y los Ravnos sólo son aceptados dentro de su propia familia (si son de sangre gitana). Los Ravnos viven como los gitanos, pero éstos no los aceptan. La mayoría achaca esto a la insaciable compulsión de los Ravnos por mentir y robar, pero otros dicen que su aura repele a los sensibles místicos gitanos. El robo y el timo son aspectos habituales del estilo de vida Ravnos. Los viajes constantes dificultan su captura durante sus pasatiempos y les dan un gran número de objetivos y ganchos de los que aprovecharse de otros Vástagos y, cuando estos Chupones andan cerca de un vampiro, es aconsejable que éste vigile su cartera, su pistola y sus pantalones. Los Ravnos aprecian mucho la libertad de movimientos. Van y vienen libremente entre ciudades controladas por la Camarilla y por el Sabbat. Cualquiera que trate de impedir que un Ravnos entre en una ciudad recibe el “tratamiento”: grandes grupos del clan entran en la ciudad y la recorren palmo a palmo. Pocos príncipes tienen el valor para arriesgarse a esto y, a pesar de su desagrado, la mayoría no impide que los Ravnos entren en su ciudad. Los Ravnos se toman muy en serio su honor personal y de clan, una de sus posesiones más preciadas. Sin embargo, su código de honor es muy diferente de las reglas que sigue el resto de la gente. No valoran cumplir su palabra, salvo cuando la sellan con un apretón de manos… después de escupir en la palma (con sangre, por supuesto). Su honor les obliga a vengarse si alguien mancilla su honor o su “buen nombre”. No engañan ni roban a los demás del clan, pero no tienen escrúpulos con los extraños. La amistad es preciada y siempre acudirán en ayuda de aquéllos a los que consideran “hermanos”.

DISCIPLINAS --> ANIMALISMO    FORTALEZA    QUIMERISMO

Toreador

Los miembros de este clan son conocidos por su hedonismo, aunque esto es una tergiversación de lo que verdaderamente son. Son Vástagos orgullosos y regios, muy excitables y cultivan gustos caros; pero hedonismo es ir un poco demasiado lejos. Los artistas siempre son tan incomprendidos. Los Toreador son el más sofisticado de los clanes. Se interesan por la belleza de una forma que ningún mortal puede penetrar. Usan los sentidos y gustos enrarecidos que el Abrazo les ha dado para hacerse lo más consumidos y apasionados posible. En el caso ideal, para un Toreador, nada importa tanto como la belleza, aunque en muchos casos la búsqueda de la belleza se ve arrollada por la búsqueda de placer, y el toreador se convierte en poco más que en un entusiasta. Como todos los verdaderos artistas, buscan una verdad más allá de una existencia que temen carezca de sentido. En esa lucha por la verdad y, en definitiva, por la salvación, la que les ha inspirado con lo que consideran su misión: protectores del genio de la raza humana. Están realmente enamorados del vigor y la pasión de los mortales, y nunca se cansan de maravillarse de sus creaciones. El clan, en general, considera a sus miembros protectores, su protectorado consiste en los mayores del mundo. Buscan concretamente a aquéllos a los que consideran de mayor talento y pasan mucho tiempo decidiendo a quién conservar y a quién dejar a su suerte. Entre los Toreador están algunos de los mayores músicos y artistas que jamás hayan vivido. La mayor debilidad de los Toreador es su sensibilidad a la belleza. Se rodean tan reflexivamente de elegancia y lujo que a menudo se pierden en la persecución interminable de vicio tras vicio. Algunos de este clan no se interesan más que por la continuación de su propio placer; la reputación de todo el clan se ve afectada por estos excesos.

DISCIPLINAS --> AUSPEX    CELERIDAD    PRESENCIA

Tremere

Los miembros de este clan tienen gran entrega y están extremadamente bien organizados. Los demás, sin embargo, los consideran arcanos y poco fiables. Son agresivos, muy intelectuales y manipuladores, y sólo respetan a los que luchan y perseveran contra toda dificultad. Los Tremere creen que deben utilizar a los demás clanes con el fin de prosperar. “Sé amistoso con ellos, deja que piensen que somos iguales a ellos, pero nunca olvides que servir a nuestro clan es lo primero y principal”, es lo que susurran los Tremere mayores a su progenie. “Si debes utilizar a tus amigos en servicio del clan, sabrás que no has perdido el tiempo”. Los Tremere son ciertamente un grupo raro. Afirman haber sido en tiempos magos que voluntariamente abandonaron su “arte” a favor de los poderes y vida eterna del vampiro. Nunca han nombrado un fundador y algunos afirman que no tienen ninguno, al haber dominado los poderes místicos para alcanzar su estado. Sin embargo, la mayoría de los Vástagos desechan esta afirmación. Aparentemente, su conexión con la sustancia de la sangre es profunda y se rumorea que pueden usar la sangre de formas especiales para obtener poderes extraordinarios. Muchos creen también que el conocimiento de estas prácticas se ha transmitido de generación en generación, y que ahora los Tremere más jóvenes lo consideran normal y habitual; ciertamente, no algo mágico. Los líderes de este clan tienen su base en Viena, aunque tienen capillas (“casas gremiales” para la práctica de magia) en cada continente del mundo. Se dice que un consejo de siete antiguos controla todo el clan desde la capellanía de Viena. Desde ese emplazamiento, mantienen un grupo estrictamente ordenado y muy jerárquico, que no permite a ningún extraño contemplar sus acciones internas. Habitualmente, los Tremere tienen un inmenso amor y lealtad hacia su clan y de los miembros más jóvenes del Clan se espera que obedezcan a sus mayores sin hacer preguntas. Sin embargo, esto ya no es tan cierto en la práctica como fuera en otros tiempos. Si bien hay algunos rebeldes y anarquistas de la línea Tremere, se cree que se están haciendo pasar por renegados bajo órdenes del clan, como parte de sus maquinaciones a largo plazo.

DISCIPLINAS --> AUSPEX    DOMINACIÓN    TAUMATURGIA

Tzimisce

El clan Tzimisce es famoso por su maldad. Entre los miembros más famosos de este linaje está Vlad Tepes, el Empalador, que se separó del clan y de la secta. Tepes es tristemente célebre por su crueldad, pero este rasgo es más que habitual entre los miembros del clan. Durante muchos siglos, el clan Tzimisce se extendió por todas las regiones bálticas de Europa oriental. Estableció una gran base de poder, hasta que los Tremere, por entonces una casa de magos mortales, establecieron alianzas en lo que hoy es Bulgaria septentrional. Los dos grupos coexistieron durante un tiempo, sin molestarse mutuamente. Al final, los Tremere, ansiosos de poder capturaron a algunos Tzimisce y los utilizaron en rituales perversos con el fin de extraerles la esencia de su inmortalidad. Algunos Tzimisce creen que éste fue el comienzo de los Tremere como clan vampírico.  Un grupo de magos, conocido como la casa Tytalus, descubrió las actividades de los Tremere y comenzó a maniobrar contra la orden con la ayuda de otros ocultistas. Pero los Tremere ya los habían visto venir y se habían preparado, obteniendo apoyo mágico adicional de un origen sin revelar. La Casa Tytalus fue derrotada y los primeros esfuerzos de la Inquisición limitaron sus actividades más aún. Los Tzimisce también habían sufrido a manos de los Tremere cuando llegó la guerra entre los magos. Buscando venganza contra los Tremere, el clan ofreció ayuda a la Casa Tytalus. Los Tzimisce ofrecieron su apoyo y, a cambio, la Casa Tytalus prometió garantizar que ningún mago volviese a invadir el territorio del clan. Los dos grupos empezaron a cooperar contra los Tremere. Esta alianza inestable duró muchos años. Incluso después de que pasase la necesidad de colaboración, los dos grupos siguieron ayudándose mutuamente, como contactos y colaboradores ocasionales. Nunca llamó la atención, pero duró mucho. De hecho, el clan Tzimisce aún tiene contactos con ciertos magos, que el clan mantiene muy en secreto para evitar las críticas de los líderes de otros clanes. Los anarquistas Tzimisce se esforzaron mucho para destruir a los antiguos de su propio clan, pero renunciaron a seguir tratando de destruir a los pocos que quedaron. Estos antiguos supervivientes viven como Inconnu en Bulgaria, Rumanía, Austria y Hungría, sentados solos en sus mansiones y castillos que les sirven de refugios. Han acumulado tanto poder mágico y político que ya no temen a su antiguo clan y temen aún menos a la Camarilla. Los Tzimisce tienen mucho aprecio por el aprendizaje. Son de los seres más educados de la tierra. Tratan de comprender la magia tanto como la ciencia, pero no han alcanzado el nivel de los Tremere en esta comprensión. Si bien son inhumanos, lo exteriorizan en menor grado que, por ejemplo, los antitribu Toreador. La mayoría de Tzimisce son ásperos y serios, conocidos por su carencia de sentido del humor (o por su sentido de humor retorcido, en el mejor de los casos). También son conocidos por lo mucho que valoran la intimidad. El clan Tzimisce es el segundo más poderoso y numeroso del Sabbat. Los Lasombra ostentan el primer puesto en ambas categorías. Sin embargo, el clan es una fuerza impulsora que está detrás de la ideología, metas y planificación del Sabbat. El clan Tzimisce parece alegrarse de dejar que los Lasombra tomen la delantera a la hora de ejecutar los planes de la secta.

DISCIPLINAS --> ANIMALISMO    AUSPEX    VISCISITUD

Ventrue

Anticuados y tradicionalistas, los Ventrue son sofisticados y distinguidos. Creen en el buen gusto por encima de todo lo demás y trabajan a fondo para hacer sus vidas más cómodas. Son los líderes más frecuentes de la Camarilla y son Vástagos cautos, honorables, sociables y elegantes. Los Ventrue se antojan un clan del mundo moderno y niegan vivir en el pasado. Esto puede ser cierto en los miembros más poderosos del clan, pero muchos son incapaces de abandonar los hábitos y el vestuario de la época en la que fueron Abrazados. Un Ventrue nunca olvida las actitudes y creencias de sus días como mortal. En la mayoría de los casos se les encuentra entre la capa superior del mundo mortal. Su sofisticación les es muy útil entre la elite de la sociedad mortal y esto les permite controlar a muchos de los miembros más poderosos de la ciudad. Debido a la relativa facilidad con que se adaptan a tal compañía, los Ventrue a menudo tienen el monopolio del control político de la ciudad. Si algo va mal, es a menudo a los Ventrue a quien acuden los demás Vástagos para obtener ayuda. Hay una marcada tradición Ventrue, según la cual cualquier miembro de la línea de sangre puede hallar refugio con cualquier otro miembro de la línea de sangre y no podrá ser rechazado. Así, muchos Ventrue auxilian a sus compañeros de clan antes de que aparezca la necesidad de que se invoque esta tradición. Acoger a un fugitivo en el propio refugio puede ser perjudicial para la propia integridad. Están muy orgullosos de su liderazgo de la sociedad vampírica, y siempre insisten en que fueron los fundadores de la Camarilla. Harán casi cualquier cosa por mantener su control sobre la política de las ciudades y de la Camarilla y son enormemente protectores hacia su reputación.

DISCIPLINAS --> DOMINACIÓN    FORTALEZA    PRESENCIA
Licencia Creative Commons
Madrid de Tinieblas: Parla por Factoría del Rol se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.
Permisos más allá del alcance de esta licencia pueden estar disponibles en contacto@factoriadelrol.es.